19 ago. 2011

Centro Madrid Ensaya
Espacios de ensayo y estudio para artes escénicas y música

En el año 2008 el Ayuntamiento de Madrid puso en marcha una iniciativa para dotar a la capital de espacios de ensayo adecuados para los creadores dedicados a las artes escénicas.

La iniciativa pretende equiparar a Madrid con otras ciudades europeas en cuanto a lugares para la creación, a la vez que se cubre una oferta inexistente en el sector público. Se trata de la habilitación y gestión de un gran conjunto con numerosas salas equipadas para ensayo y estudio de teatro, danza y música.

Todo ello muy próximo al centro de Madrid, situado dentro del recinto ferial de la Casa de Campo, en su emblemático Pabellón de Bancadas. Se trata de un lugar bien comunicado y fácilmente accesible en metro, autobús o a pie.


A quién está dirigido

El público potencial son los numerosos conjuntos madrileños dedicados a cualquiera de las disciplinas citadas, todas ellas caracterizadas por su necesidad de locales para ensayo y la dificultad de acceder a los mismos. Faltan en la ciudad soluciones específicas ajustadas a los requisitos técnicos que demandan estas actividades (amplitud de espacio, versatilidad de uso, acondicionamiento acústico, zonas de almacenaje y muelles de carga, despachos de producción, etc.) y desde luego faltan iniciativas públicas en este sentido. Madrid Ensaya pretende solucionarlo.


Qué se ofrece

Se ofrecen espacios con una dotación básica: despachos de producción informatizados ligados a la propia sala; espacios de almacenaje; salas con espejos y barras de ejercicio para danza; salas con condiciones acústicas apropiadas para ensayo o sesiones de grabación y producción…

Considerando que las actividades artísticas se enriquecen con la influencia transdisciplinar, se valora especialmente la posibilidad de que distintos grupos dedicados a actividades similares y paralelas compartan el mismo ámbito de trabajo, facilitando las sinergias que ello puede producir.


Cómo se gestiona

La gestión del centro contempla el alquiler temporal de las salas de ensayo, en paralelo con un sistema de mecenazgo por parte de la administración, para permitir a conjuntos sin posibilidades económicas pero una propuesta interesante y valiosa poder acceder de forma gratuita.


En palabras oficiales

La convocatoria del Ayuntamiento de Madrid lo explica así:

En Madrid vive y desarrolla su trabajo un gran numero de creadores, tanto madrileños como de cualquier punto del territorio nacional e internacional. Es la capital española con mayor concentración de industrias culturales y en ella, además, están radicadas gran parte de las principales instituciones culturales públicas de nuestro país. El trabajo de unos y otros cumple una función fundamental: relacionar, cada día, a los ciudadanos con la creación.

Con el objetivo de ampliar la base creativa de la ciudad, el Área de Gobierno de Las Artes del Ayuntamiento de Madrid, a través de su Dirección General de Proyectos Culturales, ha establecido las líneas directrices para el fomento y apoyo directo a los creadores, poniendo a su disposición espacios y ayudas y manteniendo una interlocución constante con los colectivos de artistas e intérpretes.

La apuesta por la intervención en edificios del patrimonio histórico madrileño, actualmente vacíos de contenido, obsoletos para las circunstancias para las que fueron construidos, permite rescatar, repensar y aprovechar el enorme potencial espacial con el que fueron concebidos y dotarles de un nuevo significado. Este es el caso de singulares exponentes de la arquitectura industrial madrileña, como Matadero Madrid o Serrería Belga, que se convierten en óptimos receptores de actividades ligadas a la creación.

El Pabellón de Bancadas, construido en 1962 con motivo de la V Feria Internacional del Campo, objeto del presente concurso, se propone incorporar también con su rehabilitación y adecuación, como un nuevo espacio de apoyo a los creadores, artistas e intérpretes.

El pabellón concebido por Francisco de Asís Cabrero y Jaime Ruiz como un gran contenedor de espacios utilizados para la exposición de productos alimentarios, alojará bajo su rotunda cubierta el centro MADRID ENSAYA, que albergará salas de ensayo y estudio para artes escénicas, música y danza.

Su volumen interior, con una superficie construida de 6.336 m2, y alturas variables entre 8.30 y 9,70 m., así como su comodidad de accesos, facilidad de carga y descarga, céntrica ubicación y buena comunicación, lo convierten en un espacio óptimo para los usos propuestos.

MADRID ENSAYA pretende suplir la carencia de espacios de ensayo en la ciudad, y ofrecer a los creadores y las compañías de teatro, música y danza espacios adecuados para la experimentación y producción.